. . .
Tiempo de Lectura:1 Minutos, 17 Segundos

Antes de la famosa cuarentena, me estaba acostumbrando a ir al trabajo en bicicleta, tiene sus cosas buenas y también malas (en otro momento hablaré de eso), entre las cosas buenas, es justamente la salida del trabajo

¿Por qué la salida del trabajo?

La sensación de terminar la jornada y salir a respirar el aire libre, con una sensación de libertad, es como que se oxigena el cuerpo, por la actividad del pedaleo y porque el ritmo de la respiración se hace más profundo.

Si a lo anterior, le sumamos una buena compañía 😉 con una buen tema de conversación, no se siente el camino y la sensación de bienestar aumenta.

En alguna de esas salidas del trabajo, me encontré con el Atardecer, que hizo que me detuviera a tomar fotos buscando un lugar apropiado, un poco apurado, porque generalmente dura un instante.

Atardecer

La primera foto, cuando no llegaba aún al lugar que pensaba, donde no ha obstáculos como esa «linda» malla, con la que les gusta encerrar los espacios.

Atardecer

Las fotos son tomadas con el celular, para tomar esta última foto tenía que ir a unas gradas y por estar pendiente del celular me pegué en el tobillo con el pedal de la bicicleta, así que mientras me quejaba y dolía seguía tomando las fotos.

Final

Con diferencia de pocos minutos, el sol ya desaparece en el Horizonte, lo bueno es que los atardeceres vuelven al otro día 🙂

Las vistas de cada atardecer siempre serán diferentes, cada día tendrá su propia magia y será único.

(Visited 3 times, 1 visits today)
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up
error: Contenido protegido!!