. . .
Tiempo de Lectura:1 Minutos, 15 Segundos

Al amanecer del día viernes tuve una pesadilla muy fea, la misma que hizo que me sienta inquieto durante las primeras horas del día, al iniciar la tarde recibí la mala noticia, había fallecido un ser muy especial, una persona que supo llegar a mucha gente en mi trabajo, y en las vidas que le rodearon, el fue mi jefe durante muchos años, y de cierta manera siempre le ví así, simplemente Dios le llamó a su lado, por que un ser así únicamente puede ir hacia EL, mi jefe era misionero, era una persona muy entusiasta, muy emprendedora, muy optimista, muy inteligente, un estratega de las finanzas, en fin.

Una persona de la que aprendí mucho no solamente en el campo profesional, sino en el personal, en determinado momento sentía que haciamos un gran equipo de trabajo, pero tiempo despúes yo estaba en otro trabajo, pero nunca se me olvidó sus ganas, su garra para hacer las cosas.

Con el tiempo regresé a la misma institución a otro cargo y pude ver como el había cosechado mucho de lo que sembraba día a día, me da pena no poder haber hablado con él antes del fin de año, pero sé que Dios lo recibió con lo brazos abiertos, como decían hoy, sus últimos momentos tuvo una leve sonrisa, al mismo tiempo que una paz Divina llenaba su rostro.

Se que hay un gran vacío en mucha gente, pero al mismo tiempo la tranquilidad de saber que está en buenas manos.

(Visited 1 times, 1 visits today)
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up
error: Contenido protegido!!