Fiesta del Yamor 2006

Tiempo de Lectura:2 Minutos, 54 Segundos

Con el eslogan “La Fiesta más alegre en la ciudad más amable del país”, el día viernes primero de septiembre, se realizó el Pregón que da inicio a las fiestas del Yamor en la ciudad de Otavalo, Ciudad que se convierte en centro atención por turistas y otavaleños que vuelven a su ciudad natal.

El Origen de la fiesta

Respecto al origen de la fiesta se puede dividir en dos partes, la primera que viene de parte de los indígenas para agradecer a la Pacha Mama (Madre Tierra) por las abundantes cosechas y a la niña Virgen María de Montserrat por parte de los mestizos la cosecha y el trabajo de la comarca otavaleña.

Según Oswaldo Acosta Dávila el origen de la fiesta como tal, fue este:

“Tengo la casi total certeza de que la década del cuarenta llegaba a su fin, las vacaciones «grandes» del año 1949. Transcurrían monótonamente en la ciudad cuna de muchos jóvenes que estudiábamos en la Capital y entre idas y retornos de «Las Lagartijas» (Piscina Local) o de nuestra tan querida piscina «Neptuno». Discutíamos, entre los entrañables amigos (…) qué hacer en el último mes de vacaciones, septiembre.

(…)Al fin, coincidimos en que debía ser algo fuera de lo común, (…) De ahí nace la idea de realizar un doble festejo, uno destinado para el sector más acomodado y el otro de características populares. El mejor local para el primero, era el Club «24 de Mayo», y para el festejo popular, qué mejor lugar, que la pista de patinaje existente en lo alto de la piscina «Neptuno», la que además contaba con un chozón, bastante aparente para que sirva de bar.

Así fue madurando la idea, (…) se logró contratar a la Orquesta «Gran Casino» de gran éxito en la Capital: la contraparte local, no podía ser otra que la prestigiosa «Rumba Habana» de la ciudad de Cotacachi.

(…) la fecha de realización, que por unanimidad se resolvió que sea el sábado y domingo, más próximos al 8 de septiembre, que en Otavalo se acostumbraba festejar muy animadamente el día de la «Niña María», siendo muy tradicional los paseos hacia el barrio de Monserrat. Además, en toda esta temporada, se acostumbraba consumir los «platos típicos» acompañantes imprescindibles de la chicha Yamor, que con especial calidad la elaboraba la Sra. Transito Guerra, en su casa de la esquina de las calles «Atahualpa» y «Colón», muy concurrida por todos cuantos gustaban de la sabrosa fritada, cuero con mote, morcillas, tortillas y empanadas, todo ello con una «buena jarra» de Yamor.

(…)Y ahora, falta¬ba un detalle muy importante, ¿cómo denominar el festejo? se sugirió: ¡La Fiesta del Yamor! y así se llamó, mandando de inmediato a imprimir unas grandes tiras de papel, que simplemente decían «Fiesta del Yamor» y las fechas, las mismas que se las pegaba en las aceras.

Para terminar este relato, recuerdo que posteriormente, en una o dos oportunidades, la fiesta en similar forma, fue organizada (…) el mismo grupo realizó la «Fiesta del Yamor», en el Colegio Otavalo, siendo allí cuando se eligió a la primera Reina del Yamor, María Rosanía Dávila, que pasó a la historia como Maruja I.”

Es así que nace hace 57 años una de las celebraciones que une tradiciones y gente, y que es ampliamente difundida en el norte del país, al cual asiste mucha gente; por honor al tiempo en un post futuro pondré el origen de la Bebida que dio nombre a esta fiesta, la chicha del Yamor. Hasta pronto.

 

(Visited 3 times, 1 visits today)
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Contenido protegido!!