Visto 554 veces

Según Entrevista ” Manta se desplazó unos 80 centímetros hacia el mar”

Una entre­vis­ta rea­li­za­da a Hugo Yepes, sis­mó­lo­go, vul­ca­nó­lo­go y geó­lo­go, por El Dia­rio de Mana­bí, y publi­ca­da por dia­rio El uni­ver­so, repro­duz­co tex­tual­men­te:

Man­ta, una de las ciu­da­des afec­ta­das por el terre­mo­to del pasa­do 16 de abril, se des­pla­zó hacia el mar unos 80 cen­tí­me­tros en menos de un minu­to. Así lo seña­la Hugo Yepes, sis­mó­lo­go, vul­ca­nó­lo­go y geó­lo­go, en una entre­vis­ta publi­ca­da ayer en El Dia­rio, de Mana­bí.

El Dia­rio de Mana­bí entre­vis­tó al téc­ni­co del Ins­ti­tu­to Geo­fí­si­co, Hugo Yepes, quien dice que aun­que es impo­si­ble deter­mi­nar cuán­do pue­de dar­se otro terre­mo­to, la cien­cia sí per­mi­te que conoz­ca­mos el lugar y la mag­ni­tud. “Aho­ra la socie­dad bus­ca la pre­dic­ción y eso tie­ne tres ele­men­tos: decir dón­de, el lugar; cuán­to, la mag­ni­tud y decir cuán­do… y este cuán­do es el que fal­ta, pero los pri­me­ros sí los cono­ce­mos”, dice en la entre­vis­ta.

Según el inves­ti­ga­dor, “un GPS pues­to en Man­ta (hace varios años) ha mos­tra­do un movi­mien­to (por la sub­duc­ción) hacia el este, hacia el con­ti­nen­te, de 2 a 3 cen­tí­me­tros por año. Aho­ra en el terre­mo­to eso cam­bió, se des­pla­zó hacia el mar unos 80 cen­tí­me­tros en menos de un minu­to (…). No nos damos cuen­ta por­que todo lo que nos hace de refe­ren­cia se movió… Un pos­te, una casa están allí mis­mo ante nues­tros ojos, pero vis­tos des­de los saté­li­tes, no”.

Yepes expli­có que las pla­cas se retraen duran­te 50 o 100 años y nece­si­ta 50 años para vol­ver a retraer­se y de ahí en ade­lan­te se pue­de sol­tar.

Eso hace que en la zona de Jama-Peder­na­les, que fue el seg­men­to sís­mi­co, ya no ten­ga­mos la posi­bi­li­dad de un terre­mo­to gran­de en las siguien­tes dece­nas de años”, dijo.

Terremoto Ecuador, foto Internet
Terre­mo­to Ecua­dor, foto Inter­net

Agre­gó que la falla de Esme­ral­das aún no se ha des­car­ga­do y en “la his­to­ria se ve que esto se ha des­car­ga­do des­pués del terre­mo­to en la zona de Jama- Peder­na­les (…). El seg­men­to Tuma­co, en Colom­bia, tam­po­co se ha des­car­ga­do. “Hay que tener en cuen­ta una cosa, la loca­li­dad pue­de que no ten­ga un terre­mo­to, pero reci­be las ondas sís­mi­cas”, seña­ló.

Dijo que en el caso del seg­men­to Jama-Peder­na­les, lo que hizo fue enviar­las a Bahía, Man­ta, Por­to­vie­jo. “Que haya un terre­mo­to aquí ya no es posi­ble, por­que ya no hay ener­gía sís­mi­ca. Un terre­mo­to al nor­te va a hacer que las ondas sís­mi­cas tal vez no tan fuer­tes lle­guen, pero nece­sa­ria­men­te tene­mos que hacer­nos la pre­gun­ta ¿esta­mos lis­tos?”, expre­só.

El espe­cia­lis­ta seña­ló que en el seg­men­to de la isla de La Pla­ta o Puer­to López hay un fenó­meno que es nue­vo para la cien­cia. “Es el hecho de que la ener­gía sís­mi­ca de cuan­do en cuan­do se libe­ra, no con sis­mos vio­len­tos, sino sis­mos len­tos, en don­de este sal­to que hubo aho­ra de la pla­ca Sud­ame­ri­ca­na res­pec­to a la de Naz­ca, se dio a lo lar­go de una sema­na. (…) no fue un sal­to tan gran­de, sino que empe­zó a aco­mo­dar­se y eso se lla­ma un pro­ce­so de sis­mos len­tos”, indi­có. (I)

Vía: Elu­ni­ver­so