Mié. Dic 11th, 2019

Volando a Yahuarcocha

La gar­ci­lla bue­ye­ra, gar­za gana­de­ra o gar­za boye­ra (Bubul­cus ibis) es una espe­cie de ave pele­ca­ni­for­me de la fami­lia Ardei­dae que vive en todas las zonas tro­pi­ca­les, sub­tro­pi­ca­les y tem­pla­das del pla­ne­ta. Es la úni­ca espe­cie del géne­ro Bubul­cus, aun­que algu­nos exper­tos con­si­de­ran espe­cies sepa­ra­das a sus dos sub­es­pe­cies.

Hacia Yahuarcocha

Hacia Yahuarcocha

Hacia Yahuarcocha
Hacia Yahuar­co­cha

Si uno pres­ta aten­ción, todas las tar­des pasan gru­pos de aves hacia la lagu­na de Yahuar­co­cha, pasan la noche ahí y lue­go van en el sen­ti­do con­tra­rio, según he vis­to hacia otras lagu­nas de la pro­vin­cia como por ejem­plo el lago San Pablo.

Esta foto fue toma­da des­de Iba­rra al paso de esas aves, con­sul­tan­do un poco en inter­net se tra­ta de

La gar­ci­lla bue­ye­ra, gar­za gana­de­ra o gar­za boye­ra (Bubul­cus ibis) es una espe­cie de ave pele­ca­ni­for­me de la fami­lia Ardei­dae que vive en todas las zonas tro­pi­ca­les, sub­tro­pi­ca­les y tem­pla­das del pla­ne­ta. Es la úni­ca espe­cie del géne­ro Bubul­cus, aun­que algu­nos exper­tos con­si­de­ran espe­cies sepa­ra­das a sus dos sub­es­pe­cies. A pesar de sus simi­li­tu­des en el plu­ma­je con las gar­ce­tas del géne­ro Egret­ta está empa­ren­ta­da más cer­ca­na­men­te con las gar­zas del géne­ro Ardea. Ori­gi­na­ria del Vie­jo Mun­do ha colo­ni­za­do con éxi­to y gran rapi­dez el res­to de los con­ti­nen­tes, estan­do solo ausen­te en la Antár­ti­da.

Es un ave esbel­ta de color blan­co ador­na­da con plu­mas dora­das o anaran­ja­das en la cabe­za y cue­llo en la tem­po­ra­da de cría. Anida en colo­nias, gene­ral­men­te cer­ca del agua y a menu­do con otras aves zan­cu­das. Sus nidos son pla­ta­for­mas de rami­tas que colo­ca sobre los árbo­les y arbus­tos. A dife­ren­cia de las demás gar­zas se ali­men­ta en hábi­tats her­bá­ceos rela­ti­va­men­te secos, a menu­do acom­pa­ñan­do al gana­do u otros gran­des mamí­fe­ros para atra­par a los insec­tos y peque­ños ver­te­bra­dos espan­ta­dos por estos, cos­tum­bre de la que reci­be su nom­bre. Algu­nas pobla­cio­nes de gar­ci­lla bue­ye­ra son migra­to­rias mien­tras que otras úni­ca­men­te rea­li­zan dis­per­sio­nes cor­tas tras la cría.

Las gar­ci­llas bue­ye­ras adul­tas tie­nen pocos pre­da­do­res, pero otras aves y mamí­fe­ros sue­len saquear sus nidos. La prin­ci­pal cau­sa de mor­ta­li­dad de sus pollos es la ina­ni­ción. Los pollos tam­bién pue­den sufrir défi­cit de cal­cio por fal­ta de ver­te­bra­dos en su die­ta y ade­más pue­den morir al ser per­tur­ba­dos por otras aves. Esta espe­cie a pesar de qui­tar­le las garra­pa­tas y las mos­cas al gana­do, ha sido vec­tor de enfer­me­da­des que se extien­den por medio de las garra­pa­tas y tam­bién pue­de resul­tar un peli­gro para la segu­ri­dad aérea en los aero­puer­tos.

(Vía: Wiki­pe­dia)

Es la foto 324 del Pro­yec­to 365.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Contenido protegido!!