Visto 24.509 veces

Precauciones al usar focos ahorradores

Para todos es conocido la conveniencia de usar los famosos focos ahorradores en nuestros hogares y lugares de trabajo, pero lo que no se difunde mucho es que hacer cuando el foco se rompe o se quema para desecharle, esta semana en un medio de comunicación local salió una nota mencionando que los focos ahorradores contienen mercurio y por lo tanto se debe tener mucho cuidado al manejarlos.

Foco Ahorrador
Foco Ahorrador

Navegando por Internet, encontré información adicional sobre que hacer en esos casos y según pude averiguar el manejo de éstos no es le mismo que los focos comunes.

Recomendaciones

Las lámparas ahorradoras son seguras para usarse en hogares, sin embargo, se deben tener precauciones al instalarlas o retirarlas:

  • · Tómala por su base, no por los tubos, ya que éstos son muy frágiles y pueden romperse.
  • · Cuando una lámpara ahorradora se rompa, es necesario usar guantes para recoger los residuos. Se debe evitar hacerlo con las manos sin protección.
  • · No aspires los residuos de una lámpara o tubo fluorescente que se ha roto;
  • · Ventila el área donde se rompió la lámpara.
  • · Coloca los residuos en una bolsa y séllala.
  • · Deposíta la bolsa sellada en la basura, junto con otros residuos inorgánicos .

Fuente: http://www.greenpeace.org/

En otro lugar encontré otras recomendaciones al respecto y los daños que pueden ocasionar:

Si alguno se rompe hay que tomar en cuenta lo siguiente:

Este tipo de lámparas que son llamadas ahorradores de energía o lámparas de bajo consumo, nos exponen en caso de romperse a un serio peligro. Tanto que todas las personas presentes en el cuarto afectado deberán salir de esa habitación ¡por lo menos durante 15 minutos! y evitar pisar los vidrios rotos, porque contienen mercurio, que es venenoso y causa jaqueca, desorientación, desequilibrios y diferentes problemas de salud cuando es inhalado.

A muchas personas con alergias les causa problemas de piel y otras dolencias graves tocando apenas esta sustancia o bien al inhalarla.

No limpiar los restos de la lámpara rota con la aspiradora, ya que desparramaría la contaminación para otros lugares de la casa en cuando se usara la aspiradora nuevamente.

Las lámparas deberán limpiarse por medio de escoba común y ser mantenidas en una bolsa sellada, y arrojada luego afuera de la casa en la basura para materiales peligrosos, usando guantes de goma para protegerse del contacto con los vidrios y el mercurio.

El mercurio es peligroso, más venenoso que el plomo o el arsénico.

Fuente: http://www.eco-web.org/page44.html

Sería interesante que asi como se promueve la campaña para su uso, se promueva las formas para manejarlo en estas circunstancias, según estaba revisando hay focos con bajo contenido de mercurio, y me imagino que una buena opción son los LEDs que no contienen mercurio.