Visto 18.674 veces

!Accidente!

13h15 Tomar un taxi para lle­gar a la casa al almuer­zo
13h45 Estar en cui­da­dos inten­si­vos.

Eso es lo que le pasó a un apre­cia­do ami­go, un día vier­nes, sin avi­so pre­vio, nue­va­men­te la irres­pon­sa­bi­li­dad un cho­que entre taxis, uno de los dos no fre­nó don­de tenía que fre­nar, uno de los dos no tuvo tiem­po para evi­tar el impac­to, los dos ile­sos, mi ami­go en cui­da­dos inten­si­vos.

He espe­ra­do un tiem­po para escri­bir este post, un tiem­po para pen­sar, para orar por su salud, un tiem­po de espe­ra, el acci­den­te fue hace casi dos meses, pero era como estar pen­dien­te el desen­la­ce.

Jai­ro Ortiz, una per­so­na con un caris­ma muy espe­cial, joven (Bueno en lo que cabe) ayu­dan­do a jóve­nes, Misio­ne­ro dedi­ca­do a esa misión, tra­ba­ja­dor, soli­da­rio, ami­go son­rien­te, y el con­tras­te inmó­vil, incons­cien­te, vivien­do fue­ra de este mun­do. no exis­ten pala­bras para ese gol­pe.

No voy a hablar de todo el cal­va­rio que pasó su fami­lia, la expec­ta­ti­va que duran­te mas de una sema­na de incons­cien­cia pue­de crear. Tam­po­co de la irres­pon­sa­bi­li­dad de algu­nos cho­fe­res, que muy tran­qui­la­men­te se pasan luz en rojo, van en con­tra vía, no res­pe­tan los pares, pare­ce que toda la ama­bi­li­dad que una per­so­na pue­de tener cuan­do va a pie, la pier­de cuan­do está detrás de un volan­te.

Frena los accidentes de tránsito
Fre­na los acci­den­tes de trán­si­to

Lo que impac­ta es que de un momen­to a otro sin moti­vo, se pue­da encon­trar en una situa­ción deses­pe­ran­te que no per­mi­ta con­ti­nuar la vida.

El impac­to de un ser­vi­cio de salud don­de impor­ta más si pue­den pagar a si pue­den hacer algo por la per­so­na, en fin la serie de fac­to­res que uno ve y se pre­gun­ta ¿Dón­de está el res­pe­to a la dig­ni­dad huma­na?

Bueno, para no alar­gar mas este post, hoy, Jai­ro esta cami­nan­do por sus pro­pios medios (con un anda­dor), ha deja­do la silla de rue­das (No podía mover las pier­nas), ha recu­pe­ra­do en par­te su memo­ria (no reco­no­cía a nadie ni nada), man­tie­ne ya con­ver­sa­cio­nes nor­ma­les (habla­ba incohe­ren­cias) y se pue­de decir que está empe­zan­do una recu­pe­ra­ción cada vez más rápi­da.

Gra­cias a Dios, a tod@s los médi­cos, a las ora­cio­nes de esa gran can­ti­dad de gen­te, aho­ra está rela­ti­va­men­te bien, la mayo­ría está asom­bra­do por la rapi­dez de la recu­pe­ra­ción, el son­ríe y dice “Es el señor que me ha encar­ga­do una misión”.

  • En ver­dad es lamen­ta­ble lo que esta pasan­do. Eh vivi­do de cer­ca un acci­den­te de tran­si­to y en ver­dad es dolo­ro­so cada paso en la recu­pe­ra­ción.

    Espe­re­mos que Jai­ro, mi recor­da­do pro­fe­sor, mejo­re pron­to.