Mié. Nov 20th, 2019

LAGUNA DE YAHUARCOCHA

Cer­ca­na a la Ciu­dad de Iba­rra para ser exac­tos a cua­tro kiló­me­tros encon­tra­mos la Lagu­na de Yahuar­co­cha, Para las foto­gra­fías de este Post, y para cap­tar la tota­li­dad de la belle­za natu­ral de su pai­sa­je se rea­li­za­ron las tomas des­de la altu­ra de la mon­ta­ña, camino a Yura­cruz (si el mis­mo de un post ante­rior).

En la pri­me­ra foto­gra­fía, se pue­de ver en el ascen­so, par­te de la Cui­dad de Iba­rra, el Arcán­gel San Miguel (Patrono de la Ciu­dad, lugar don­de se cons­tru­yó un mira­dor para el turis­mo) y par­te de la Lagu­na, se pue­de obser­var igual­men­te el camino a la mon­ta­ña.

En la foto­grafía núme­ro dos ya se obser­va la Lagu­na en ple­ni­tud, y bueno, se apre­cia algo el autó­dro­mo que rodea la Lagu­na, don­de ante­rior­men­te se rea­li­za­ban com­pe­ten­cias, con una exten­sión de 10 Km. aprox. En la actua­li­dad las com­pe­ten­cias y even­tos se rea­li­zan en una pis­ta más peque­ña con un reco­rri­do de 3.6 Km. apro­xi­ma­da­men­te, lla­ma­da “José Tobar Tobar”. (tam­bién se ve una casa con pis­ci­na mmm)

La Lagu­na de Yahuar­co­cha, guar­da una leyen­da que dice que antes de la lle­ga­da de los espa­ño­les, sus aguas se tiñe­ron de rojo tras un enfren­ta­mien­to entre los Caran­quis y los Incas. Don­de murie­ron más de 30000 hom­bres y sus cadá­ve­res, arro­ja­dos a esta lagu­na, tiñen­do de rojo sus aguas, por eso su tra­duc­ción es Lago de San­gre (yahuar: san­gre, cocha: lago o lagu­na).

Este lugar tie­ne una impor­tan­cia his­tó­ri­ca debi­do a los estu­dios rea­li­za­dos por algu­nos inves­ti­ga­do­res, quie­nes mani­fies­tan que exis­te una amplia y aún no explo­ra­da evi­den­cia arqueo­ló­gi­ca.

En la ter­ce­ra foto­gra­fía ya se ve algo leja­na la Lagu­na y ya se pasó Yuracruz, pero estar más arri­ba valía la pena, y por ulti­mo la cuar­ta foto es mas arri­ba y la lagu­na se divi­sa más peque­ña aún. Lo que si debo des­ta­car es que las fotos fue­ron toma­das en verano, y que en la par­te supe­rior corre un vien­to que hie­la los hue­sos. Y para variar ya era cer­ca de las 17h00, el regre­so, ya se obs­cu­re­ció del todo, pero valió la pena el via­je por las fotos y los momen­tos vivi­dos.

No se olvi­den que para ver en deta­lle las fotos, solo hay que hacer un click en ellas.

3 pensamientos sobre “LAGUNA DE YAHUARCOCHA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Contenido protegido!!